Ir a contenido
¡Envíos a todo México, contáctanos: 33 1569 3355
¡Envíos a todo México, contáctanos: 33 1569 3355
¿Cómo elegir la muleta adecuada?

¿Cómo elegir la muleta adecuada?

En caso de sufrir una lesión que necesite el uso de muletas, es necesario elegir la adecuada, ya que de no hacerlo la situación puede agravarse. Es necesario buscar estabilidad, seguridad y confort de la misma manera.

Una muleta cumple la misma función que un bastón pero da mucha mayor estabilidad por lo que se usan para lesiones puntuales donde es necesario, por el tipo de lesión, que la persona tenga mayor apoyo.

Existen diferentes tipos de muleta, en este artículo hablaremos de ellas y de sus usos asó como de los materiales con que están hechas. 

Muletas de antebrazo:

Esta es la más común, soportan desde el antebrazo y reparten el peso entre este y las muñecas.

Están recomendadas para usarse durante un largo tiempo por lo que se recomienda que el usuario tenga tonificados los músculos de los brazos y el torso.

Las abrazaderas podemos encontrarlas con puños confort y en modalidad anfibia, es decir, que pueden utilizarse en la playa e incluso adentro del agua.

Muletas plegables:

Estas se transportan fácilmente y son prácticas y cómodas, son las favoritas de los adultos mayores que necesitan apoyo para caminar, estas ofrecen un apoyo más leve.


Muletas axilares:

De estas muletas se puede usar una sola o dos, dependiendo del tipo de lesión o de la movilidad de la persona.

Usar dos muletas da mayor soporte y estabilidad por lo que es la configuración indicada cuando un pie o pierna dañada no puede tocar el suelo.

Hay muletas de muchos materiales diferentes y es diferente tomarlos en cuenta porque las hay más ligeras o pesadas dependiendo de este factor. Las muletas de madera son más pesadas que las de aluminio y las de fibra de carbono.

Las muletas axilares tienen una altura correcta cuando están 5 cm por debajo de la axila. Las abrazaderas de la muleta de antebrazo deben estar unos 5 cm abajo del codo y deben estar ligeramente flexionados al sujetar la empuñadura.

Cuando ajustemos la altura de las muletas, es necesario usar el calzado que se utilizará habitualmente. Ante cualquier duda acude a un asesor experto, en Interacción de Salud te ayudarán a seleccionar las muletas adecuadas y a ajustarlas de forma correcta. Si deseas conocer mas sobre que Artículos y Aparatos Ortopédicos te pueden ayudan, puedes visitar nuestro catalogo.

Artículo anterior Alimentos para mejorar tu calidad de vida
Artículo siguiente Comer por tu cuenta, un reto diario para las personas con discapacidad