Ir a contenido
¡Envíos a todo México, contáctanos: 33 1569 3355
¡Envíos a todo México, contáctanos: 33 1569 3355
Ventajas de usar plantillas ortopédicas para tus pies

Ventajas de usar plantillas ortopédicas para tus pies

Aunque la mayoría de las personas las utilizan por prescripción médica, para sanar afecciones como callosidades o úlceras en los pies, el uso de plantillas ortopédicas tiene diversos beneficios adicionales que te harán querer empezar a usarlas hoy mismo. 

Puedes encontrar plantillas ortopédicas en la mayoría de farmacias, zapaterías y centros comerciales, sin embargo, si estás empezando a experimentar un síntoma como dolor o lesión en los pies, es importante que consultes a un podólogo, quien es el especialista que puede ayudarte a evaluar adecuadamente la estructura de tu pie y lo que le está pasando, para determinar qué tipo de plantilla es la adecuada para ti, e incluso, para diseñarte una a la medida.  

Si este no es tu caso, puedes recurrir a las plantillas de venta libre, que como dijimos anteriormente, son de fácil acceso y están disponibles en en una amplia variedad de tamaños y materiales, y que se utilizan para tratar el dolor de pie, el dolor de talón y problemas menores. 

Por ejemplo, los soportes para el arco se pueden insertar en tus zapatos para ayudar a corregir los pies planos o extendidos, mientras que las plantillas de gel suelen emplearse para brindar comodidad y alivio del dolor en el pie y el talón al aliviar la presión. Otras ventajas de usar plantillas ortopédicas para tus pies son:

  • Brindan soporte: Uno de los principales objetivos de las plantillas ortopédicas es brindar apoyo a los arcos anatómicos de los pies, generando una mayor estabilidad mientras estás de pie y caminas. 
  • Protegen tus articulaciones: Cuando caminas, corres o saltas y tus pies tocan el suelo, la fuerza real aplicada a las articulaciones tanto de los pies como de las piernas y la columna vertebral es equivalente a tu propio peso multiplicado varias veces. Con el tiempo, esto origina el desgaste de las articulaciones, lo cual tiene como consecuencia el padecimiento de dolor y molestias, especialmente en personas con sobrepeso, en quienes caminan con frecuencia sobre superficies duras, y en quienes tienen problemas como el pie plano. Las plantillas ortopédicas ayudan a tus pies a soportar la carga de fuerza de tu cuerpo, distribuyendo la presión de manera uniforme a través de la superficie de sus pies. 
  • Reducen el dolor: Afecciones como artritis, pie plano y fascitis plantar suelen causar dolores significativos, tanto en los pies como en otras partes del cuerpo, debido a que generan una mayor tensión en los tobillos, las rodillas y la espalda baja, orillando al cuerpo a luchar por el ajuste de su equilibrio biomecánico, para compensar la mala alineación del pie. Las plantillas ortopédicas contribuyen a aliviar el dolor debido a dichas desalineaciones biomecánicas. ya que promueven la curación sin causar tensión innecesaria en otras articulaciones y partes del cuerpo. 
  • Mejoran el rendimiento atlético: Dado que pueden ayudar a reducir la carga de fuerza de las demandas que trae consigo la actividad física y/o algún deporte en específico, las plantillas ortopédicas contribuyen a mejorar el rendimiento atlético, lográndolo a través de la reducción de la carga de fuerza de las demandas técnicas, es decir, de movimientos específicos y repetitivos que suelen realizar los deportistas, ayudándoles también a producir movimientos más eficientes y precisos. 
  • Previenen lesiones: Como hemos mencionado anteriormente, tanto al caminar como al correr, los pies sufren fuertes golpes. Las plantillas ortopédicas pueden ayudar a prevenir y tratar muchos tipos de problemas musculares y óseos, por ejemplo, lesiones en los tendones y en las articulaciones, y fracturas por sobrecarga, mejorando el equilibrio y la alineación de los pies, lo cual contribuye a disfrutar de un estado de bienestar general.
Artículo anterior Cómo elegir muletas ortopédicas correctamente
Artículo siguiente Cómo adaptar un baño para una persona con discapacidad